Árbol de Navidad, tradición cristiana o Celta

La mayoría de los habitantes de mundo esperan la llegada de la Navidad, ya que se reafirman los lazos familiares y de amistad, además de que se planea la cena, posadas, regalos y la colocación de los adornos navideños y el singular Árbol de Navidad.

Te has preguntado de donde viene la tradición del árbol de Navidad?

De acuerdo a los historiadores, podría tener su origen en los Celtas de Europa Central, quienes acostumbraban usar árboles para representar a varios de sus Dioses.

Esta cultura coincide con la celebración de la navidad cristiana, celebraba el nacimiento de Frey, Dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol que era llamado “Divino Idrasil” (Árbol del Universo), del cual se decía que en su copa se encontraba el cielo y en sus raíces profundas el infierno. Los cristianos se dieron prisa y adaptaron esta tradición.

San Bonifacio, evangelizador de Alemania, fue uno de los promotores de esta mezcla de costumbres, ya que, cuenta la leyenda, fue quien reemplazó uno de los árboles que representaba al Dios Odín por un pino para honrar al Dios cristiano.

¿Sabías que en un principio los arbolitos de Navidad se adornaban con velas y manzanas? Sí, así era, pues la luz representaba la luz de Cristo y las manzanas el pecado y las tentaciones. Igual los lazos de colores significan la unión de la familia. Lo mismo que las bolas o esferas también tienen un significado ya que sustituyeron a las manzanas. El árbol en sí mismo tiene forma de cono que representa a la Santísima Trinidad y la estrella recordando la estrella de Belén, así como la representación del árbol de la vida.

Extendiéndose aún más el cristianismo se fueron tomando algunas de estas tradiciones como propias de esa religión y se adoptó la idea del árbol para honrar a Cristo.

A mediados del siglo XIX la Iglesia reconoce éste árbol como el “Árbol de Cristo” añadiendo incluso el pesebre donde se representa el nacimiento de Jesús.

El primer árbol navideño público se colocó en 1878 en el mercado de navidad del niño Jesús en Núremberg al sur de Alemania, el cual hoy en día permanece como uno de los mercados tradicionales de la región ya con la mayoría de los elementos que se conocen ahora, y de ahí fue extendiéndose a todo el mundo.

 

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons