El Dragón de Mondragón; ¡57, Autopista de la muerte!

Estimado lector si Usted me lo permite, hoy tocaremos un tema sumamente escalofriante y de suma importancia, porque cuando hablamos de autopistas y carreteras en nuestro país hablamos de infraestructura, de destinos y sobre todo de civilización, no quiero alarmarlo con este título que pareciera sacado de la nota roja de un periódico amarillista y alarmante para vender miles de ejemplares con el morbo y el dolor ajeno que cientos de familias sufren al perder un ser amado, en una carretera o autopista de nuestro país, pero si nos vamos a cifras que mejor no se las pongo, ya que alarmaría a la población que transita en una de las autopistas más concurridas de la República Mexicana porque si usted tiene la necesidad de trasladarse varias veces o algunas ocasiones por semana de San Juan del Río, Qro a la Capital del Estado sabrá claramente de lo que le estoy hablando, por tal motivo el título de mi columna se llama: ¡57, Autopista de la muerte!…

Pero para no hacérsela tan cansada como me diría mi abuelita, quiero compartir con usted mi propia experiencia aunque por ahí el Dip. Braulio Guerra ha tocado este tema en muchas ocasiones y esperemos que las iniciativas que ha propuesto en materia de movilidad, pero sobre todo lo que ha comentado de esta autopista se concrete con hechos y no sea más circo, maroma y teatro a lo que nos tienen acostumbrados nuestros gobernantes…

Solo recuerde que el año pasado se anunció con bomba y platillos el desahogo de la 57 por “el tramo que costo millones de pesos de PALMILLAS” y que hoy por los altos costos del peaje los camioneros y demás vehículos de carga pesada con hasta dos remolques rechazan y prefieren continuar por la 57 para ahorrarse unos cuantos pesos poniendo en peligro miles de vidas…

Existen cientos de ciudadanos que por trabajo, estudio o necesidad tienen que trasladarse por la 57 de mi amado San Juan  hasta Querétaro…

Por cierto en esa nueva y extraordinaria arteria de Palmillas sean recibido denuncias de asaltos y malas experiencias de automovilistas que deciden tomar esa gran alternativa de traslado y evitarse pasar por San Juan y Querétaro, pero eso es otro rollo no vaya a ser que mi abuela ahora si me jale las orejas por desviarme del tema…

Volviendo a retomar el tema amigo lector yo por necesidad laboral tengo que ir de una a dos ocasiones por semana a realizar actividades en Querétaro y no hay día que no me encuentre un accidente, algún vehículo descompuesto o una interminable fila de automotores tratando de llegar a la capital o para acabarla de fregar un tramo en reparación, me he dado a la tarea de observar y me he percatado amigo mío que cuando la autopista esta con fluidez todos le pisan buscando llegar lo más rápido que se pueda zigzagueando de un carril a otro y pensaríamos por tal razón existen accidentes y efectivamente este es un factor muy importante que causa miles de accidentes el exceso de velocidad, pero ahí no acaba todo mi estimado amigo, los vehículos pesados con remolque y con doble remolque estoy hablando de los afamados tráileres que también tiene que llegar a su destino lo más rápido posible para entregar sus mercancías y que el cliente quede satisfecho aunque el chofer o conductor no haya descansado o se eche su pócima milagrosa para aguantar y de esta manera cumplir con su trabajo y llevar dinerito para mantener a su familia, el cual también es un factor importante de riesgo, si no va descansado o se echó algo para aguantar, otro problema en que nos enfrentamos es que constantemente vemos vehículos descompuestos provocando la falta de circulación pero no por descomponerse amigo, sino por los curiosos, morbosos y mirones que buscan ver que paso ansiosos de ver un accidente y por increíble que sea esto pero lo que les comento es ¡verdad los mirones y morbosos están al pendiente y bajan su velocidad no por ayudar, sino por mirar! Ya que existen decenas de personas que les gana el morbo y por intentar ver, observar lo que sucede provocan hasta accidentes, que la circulación se atore o se congestione espero amigo lector que usted no sea de esos; también y por desgracia desde que yo tengo uso de razón y e transitado por la 57 a la cual llamamos “la México-Querétaro” y nos encontramos en nuestro camino algún tramo en reparación y esto ocurre es por el desgaste e incluso por la mala calidad de la autopista porque no tiene descanso, pasan vehículos más pesados de lo que puede soportar la carpeta y porque por ahí pasan miles de vehículos de todos los colores marcas y tamaños; ahora si tocamos el tema de los camiones de pasajeros nos encontramos que muchos respetan los límites de seguridad, pero algunos y por desgracia hacen lo que se les da la gana, poniendo en riesgo vidas de personas con su actuar e irresponsabilidad, pero aquí viene lo peor amigo lector: cuando en su camino se encuentra un rompimiento de asfalto o grieta “que elegante me escuche para describir los famosos baches en donde algunos casi son cráteres lunares” y aunque usted no lo crea, son los que si provocan los mayores accidentes, por la sencilla razón que algunos son tan grandes que pueden romper una suspensión, llanta o simplemente por tratar de evitarlos se le va encima un camión, tráiler o coche saliéndose de un carril invadiendo al otro que lo hace salir del camino si bien le va o accidentarse de inmediato, aquí es cuando se tiene que volver un gran piloto para evitar una tragedia y todos estos factores hacen amigo que la ¡57, sea la autopista de la muerte!…

Quizá la 57 está clasificada como la carretera más peligrosa del país y la pregunta sería: ¿Cuál es la posición de nuestro Congreso Local? Ya que ellos son nuestros representantes y debieran preocuparse por la estadística tan elevada de muertes, heridos y muchos casos de discapacidad que se generan, además ¿Quién frenara esto? Pareciera que no hay remedio y lo que urge es una acción, ya que habría que cuantificar las pérdidas económicas que tienen los usuarios, así como las horas-hombre que se pierden, las emisiones contaminantes que se liberan en la atmósfera y todo esto afectando finalmente la competitividad de nuestra Región… ¿No cree Usted amigo lector?…

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons