La Amistad, base de las relaciones interpersonales

La palabra amistad deriva del verbo amar, inclusive para tener un “buen amor”, es necesario ser amigo de nuestra pareja.

Un amigo es alguien con quien se puede pensar en voz alta, con quien puedes ser tú, sin miedo a decir lo que piensas y lo que sientes, sabes que aunque no siempre esté de acuerdo contigo, no te juzgará, está ahí cuando lo necesitas, y aun cuando no lo necesitas, puedes dejar de verlo por mucho tiempo y cuando lo vez, platicas con él/ella como si el tiempo no hubiese transcurrido.

La amistad es una virtud, que debemos cultivar, es verdad que puede llegar de manera inesperada, sin embargo, conservarla depende de varios factores:

Debemos darle mayor relevancia a nuestras relaciones interpersonales. (Tiempo para conversar, para compartir vivencias, ideas, proyectos, alegrías, tristezas, caminatas juntos, una llamada, un mensaje, etc.)

Cultivar la transparencia. Permite ver lo que hay en tu corazón (ser honesto, quitarse la máscara, no ocultar lo que somos, y lo que sentimos).

Atrévete a expresar tu afecto. (Por miedo a parecer sentimentales, muchos de nosotros reprimimos expresiones de afecto y por ello dejamos de ganar amistades, ricas y profundas).

La amistad es uno de los tesoros más importantes en la vida, es llamada zona de entrenamiento para todas las demás relaciones interpersonales, pues es por medio de ella que actuamos con prudencia, cariño y comprensión. Si aprendemos a desarrollar una buena amistad, seremos capaces de conformar grupos de trabajo eficientes, llevarnos bien con nuestra familia, con nuestros hijos, permanecer junto a nuestra pareja, sin dejar de mencionar que se ha comprobado que tener amigos es un factor benéfico para la salud.

“Los amigos son la familia que podemos elegir”.

Correo: gabycenteno76@gmail.com

Terapia en línea: www.psicologiaonlinemx.xyz

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons