Tras la verdad; Precandidatos locales y federales inician campañas este mes

Héctor B. Parra Rodríguez

Los y las aspirantes a un cargo de elección popular ya tienen lista su carta a “Los Santos Reyes”. El Dios “Cronos” no se detiene y el tiempo se acompasa con las etapas procesales que se enmarcan en los diferentes Códigos o Leyes Electorales de los 30 Estados en los que se llevarán a cabo elecciones locales. Así como las federales que se rigen por la Legipe. El INE aplica por primera vez la centralista Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales –en un proceso tan grande- de forma concomitante; acapara y concentra parte de las funciones en las distintas etapas del proceso electoral que dio inicio en septiembre pasado. En este mes de enero darán comienzo las precampañas para elegir a los cientos de candidatos, no será la excepción nuestro Estado de Querétaro en que se renovará la LVIII Legislatura y los 18 ayuntamientos.

En algunos Estados habrá cambio de todos los cargos de elección popular, nueve gubernaturas con ayuntamientos y diputaciones; en otros Estados apenas elegirán ayuntamientos; claro que en estos 30 Estados también se votará por los cargos federales, no olvidemos que en este ámbito se renuevan todos: Presidencia de la República y ambas Cámaras, tanto la de Senadores como la de Diputados Federales.

En el desorden del concierto político electoral nacional, en unos Estados hay exceso de diputados locales o Estados se compone de muchos municipios -ayuntamientos-, lo que provoca que engorde brutalmente la nómina que se paga por medio de los impuestos, derechos, productos, aprovechamientos y otros ingresos, a cargo de la ciudadanía; de ahí la tremenda disputa por los cargos de elección popular, pues nada se necesita saber hacer para aspirar a ocupar esos cargos y lograr emolumentos que la mayoría de quienes ostentan las funciones pública de elección no podrían obtener de otra manera por medio de un trabajo honesto. Por eso las reyertas empiezan desde el interior de los partidos políticos, para después trascender a la elección constitucional; y ahora con la posibilidad de quedarse hasta doce años en esas posiciones resulta sumamente oneroso para los que obtienen el triunfo por el sistema de la mayoría relativa, que resulta muy relativa; con pocos votos se obtienen triunfos ¿Se imagina 12 años cobrando 300 mil pesos mensuales? Cualquiera sale de pobre, claro menos el pobre contribuyente que cubre esos salarios que se encubren con prerrogativas.

 En este mes en la mayoría de los Estados darán inicio las precampañas; esas que realizan los precandidatos a la Presidencia de la República Mexicana, quienes, a pesar de no tener contendientes entre ellos, hacen campaña abierta; los mismos legisladores determinaron que las campañas se denominaran con la terminología de precampañas en esta etapa procesal, para confundir al electorado. Y la ciudadanía que en esos tiempos escucha la radio o ve y escucha la televisión, tiene que aguantar los promocionales de los partidos políticos, aunque inserten las leyendas que la publicidad va dirigida solo a los militantes de tal o cual partido, como para que los que no son del mismo partido político del que da el mensaje, no le haga caso ¿Pensarán que el electorado mexicano es idiota? Rampante cinismo solapado por la autoridad electoral. En fin, como ha sido desde siempre, todas las campañas terminarán, concluirán el 27 de junio, por aquello de los 3 días previos al día de la elección, para que se medite, se razone el por quién votar el uno de julio próximo, el abanico de posibilidades será basto; en síntesis, hablamos de seis meses consecutivos de publicidad política-electoral, para que usted decida por quién sufragar el uno de julio próximo.

De acuerdo al calendario del INE, en Querétaro estarán arrancando las precampañas el 13 de este mes de enero. Las dirigencias de los partidos y los padrinazgos están a todo lo que da para ungir a las y los candidatos que competirán y aquellos que pretenden repetir en el cargo; los procesos internos serán de simple trámite, por eso las cosas han sido acomodadas desde antes para evitar sorpresas, que no lleguen aspirantes que no hayan sido “palomeados” previamente por quien o quienes tienen es poder “casi divino”: dar o negar candidaturas. Para entonces sabremos quienes son todos y todas aquellas personas que aspiran a repetir por medio de la reelección –antes palabra odiada que se encumbró en la época revolucionaria y fue enmarcada en la Constitución Federal- o a participar como aspirantes por primera ocasión; el gobernador del Estado seguramente pondrá toda su atención para asegurar que ganen sus candidatos, sin embargo, Ricardo Anaya Cortés, con la soberbia que le caracteriza, ya pretende imponer sus candidatos y candidatas, buscando hacer a un lado a quien hoy en día dirige los destinos del gobierno en el Estado y que debe tener a su lado a la gente que le es y le ha sido leal. Por lo pronto, los panistas quietos y silenciosos esperan el momento de la “palomeada” por eso poco se mueven, salvo los confiados como Marcos Aguilar, que hace meses dijo que él quiere ser senador o de “a perdis” repetir como presidente municipal, por ello tenía su “bunker” en la que trabajaba su gente anticipadamente, con recursos públicos, lo cual trascendió en las redes sociales.

El tiempo consume todo a su paso. Por lo pronto, muchos políticos le han enviado su carta a los “Santos Reyes” para que les cumpla su caprichito de ser candidatos a cualquier cargo de elección popular, todos son muy lucrativos, ya ninguno es despreciable, desde regidor hasta Presidente de la República, es un excelente negocio ¡Suerte te de Dios, que el saber poco te importe! Dice un dicho muy conocido entre los políticos. De ello sabe mucho Ricardo Anaya, quien habiendo salido de la nada, ahora aspira a gobernar a poco más de 120 millones de mexicanas y mexicanos.

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons