Hablemos de Salud: Cálculos Urinarios

Esta enfermedad ha ido en incremento a nivel mundial del 3 al 9% de todas las solicitudes de atención en los servicios de urgencias de los hospitales publicos, a un costo importante y creciente. Se llama Nefrolitiasis si existen cálculos en los riñones y Ureterolitiasis si se presentan en los conductos urinarios o ureteros o la vejiga.
Los síntomas pueden pasar desapercibidos o presentarse en forma aguda y severa, según el caso, pero comúnmente es un dolor muy importante de localización diversa entre la region lumbar o espalda baja, el flanco o costado abdominal, irradiandose a la ingle, dolor tipo cólico, con variaciones de intensidad, de apariciíon súbita, acompañado de nausea o vómito, con disuria o molestia al orinar, ardor, deseo frecuente de orinar, y fiebre en ocasiones y hematuria o sangre en la orina visible a simple vista. El dolor puede cambiar de localización, según el desplazamiento del calculo o permanecer fijo en un ligar si el cálculo está atorado obstruyendo el paso de orina.
El estudio inicial es un examen general de orina y un urocultivo, ya que frecuentemente hay infección y se detecta por observar sangre al microscopio y leucocitos o globulos blancos y estearasa leucocitaria, así como cristales de diversa composición quimica, por lo que se deberan investigar alteraciones metabólicas relacionadas y algunas pruebas sanguineas para detectar falla renal aguda. Para detectar el tamaño y localización del cálculo y si hay obstrucción se debera realizar un ultrasonido o una tomografía regional, que servira tambien para planear su tratamiento.
El urocultivo nos identificará el microorganismo que infecta, y así seleccionar el antibiotico mas adecuado.
La presencia de infección o de obstrucción obliga a tomar decisiones prontas, y frecuentemente es necesario usar antibióticos por via venosa y resolver la obstrucción por la colocación de un cateter o stent ureteral o nefrostomía o cirugía para permitir el flujo urinario lo más pronto posible y evitar daño renal permanente.
Si el cálculo es menor de 5 milimetros o está ubicado cerca de la vejiga podría expulsarse espontáneamente, con ayuda de algunos fármacos y consumo de agua abundante.
Dichos cálculos se forman por compuestos de calcio, cisteina o ácido urico, por lo que es conveniente determinar su origen quimico y tratar especificamente según el caso, con dietas especiales y medicamentos apropiados según su naturaleza.
Cabe señalar que en nuestra región es mas frecuente esta enfermedad que en otras areas del pais, probablemente por el contenido cálcico del agua que consumimos.
Agradesco la sugerencia de nuestros lectores para tratar este tema, y para quienes nos leen, les anuncio que hablaremos de los problemas de salud actuales como la Hepatitis Aguda en niños y la viruela del mono. Gracias.
jmand2000@yahoo.com

A %d blogueros les gusta esto: