Star saludable: Alergias e intolerancias alimentarias

Dentro del interrogatorio en mi consulta no dejo pasar la pregunta:- “¿Es usted alergic@ a algún alimento o padece de alguna intolerancia alimentaria? Donde las afirmaciones en ésta época son cada vez mayores.
Presentar reacciones adversas después de ingerir ciertos alimentos no es extraño y muchas personas lo padecen. Sin embargo, mucha gente no conoce la diferencia entre alergia e intolerancia a ciertos alimentos. Existe el dato de que, aproximadamente solo el 10 % de la población padece alergias alimenticias.
La alergia se presenta cuando el cuerpo identifica como algo extraño a una sustancia que, de manera común en otras personas, es inofensiva. En caso de presentar una alergia, interviene el sistema inmunitario que genera que las células liberen un anticuerpo conocido como inmunoglobulina E (IgE) para neutralizar el alimento o la sustancia alimenticia que causa las alergias (el alérgeno). Entre los síntomas provocados por una alergia se encuentran:
-Hormigueo o picazón en la boca
-Urticaria, picazón o eccema
-Hinchazón en los labios, la cara, la lengua y la garganta u otras partes del cuerpo
-Silbido al respirar, congestión nasal o dificultad para respirar
-Dolor abdominal, diarrea, náuseas o vómitos
-Mareos, aturdimiento o desmayos
-Anafilaxia que puede poner en riesgo la vida (Opresión y estrechamiento de las vías respiratorias).
Ciertas proteínas desencadenan la mayoría de las alergias alimentarias: Mariscos, cacahuates, nueces Pescado, Huevos, Leche de vaca, Trigo (gluten), Soja, etc.
Las intolerancias, por otro lado, se dan cuando el organismo es incapaz de digerir de forma correcta algún componente de un alimento. Un ejemplo muy común de intolerancia es a la lactosa provocando un cuadro de inflamación, gases y diarrea.
Una intolerancia no supone un peligro para la vida de una persona pero si ser muy incómoda. Además, debido a que la intolerancia a algunos alimentos puede no resultar clara desde el principio, diagnosticarla puede llevar algo de tiempo.
Uno de los aspectos engañosos del diagnóstico de la intolerancia a los alimentos es que algunas personas no son sensibles al alimento en sí, sino a la sustancia o al ingrediente utilizado para su preparación.
Según el tipo de intolerancia a los alimentos que tengas, tal vez, puedas comer pequeñas cantidades de alimentos problemáticos sin tener una reacción. Por el contrario, si tienes una alergia alimentaria verdadera, incluso una cantidad diminuta de un alimento puede desencadenar una reacción alérgica.

Maestra en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Licenciada en Nutrición y Licenciada en Acondicionamiento físico:
María Eugenia Albarrán Cornejo. U. A. Q. Ced. Prof. 5353534
Centro de Nutrición Para la Salud, StarOK. CITAS 4421249988

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.