El diario de Santi: Las épocas de la vida


Seguramente todas las personas desde que nacemos hasta que envejecemos hemos vivido una gran variedad de etapas, las cuales nos han hecho reflexionar y evolucionar como personas, para ser mejores tanto en momentos buenos como en momentos malos, además de guardar grandes recuerdos en nuestra mente y alma, y puede pasar en cualquier momento; desde leer y acabar un libro, salir en familia, comer una deliciosa o desagradable comida, etc. Todos aprendemos de nuestros momentos ya que el tiempo pasa muy rápido y no sabemos cuando sea la última vez que despertemos.

Por eso hay que valorar y sonreírle a la vida que tenemos. Mientras vamos creciendo nuestros propósitos y compromisos van aumentando. Nosotros vamos formando nuestras vidas, decidimos que queremos hacer y vamos por el camino que queremos y cada cosa que hagamos tendrá sus consecuencias y resultados. A esto yo lo llamo la linea de tiempo que formamos, que son los sucesos que vamos viviendo a través de los años. Todo depende de las decisiones que tomamos, como el levantarse y salir al trabajo o, a la escuela todo tiene su propósito.

Cuando somos jóvenes nuestros compromisos primordiales aún son menos que de los adultos. Sin embargo cuando estamos en la juventud, lo básico es estudiar y divertirse.

Al ser adulto las responsabilidades aumentan, y no quiere decir que sea algo malo o pesado si no, que nos hace cumplir nuestras vidas como tener una casa, un trabajo, pagar los servicios, etc. Pero yendo a lo profundo de esto, nos hace reflexionar sobre lo que nos rodea en nuestra vida. Yo estoy empezando a entrar a la etapa de la juventud y debo decir que la estoy disfrutando mucho, vivir siendo nosotros mismos es maravilloso. Vivir cada suceso es genial por que vamos evolucionando y aprendemos mucho.

También vivimos episodios lamentables y frustrantes como la pérdida de un ser querido, o un accidente que nos marca, pero esto nos deja un mensaje para saber cómo llevar nuestra vida.

Es interesante el pensar que el mundo es un lugar muy grande y que es habitado por millones de personas, y cada una de ellas tiene su propia perspectiva de la vida, y cada quien vive su vida en su lugar asignado, familia y amigos. Y sin importar si somos hombres, mujeres, grandes o chicos, todos buscamos la gran llave para poder abrir la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.