¡Pon valor a tu vida! La gran oportunidad se encuentra justo donde uno está

Andrea Borjas

Una de las cosas más difíciles de la vida ha sido siempre desprenderse de algo o de alguien a lo que nos hemos acostumbrado a tener en nuestra vida o simplemente nos creemos dueños de nuestra vida que queremos controlar todo lo que gira a nuestro derredor olvidándonos de que NO SOMOS LOS DUEÑOS DE NUESTRA VIDA, sino el Creador es quien da la última palabra sobre nosotros.
Ha terminado ya el 2021 y para muchos es un nuevo año, un nuevo comienzo, una nueva vida, nuevos retos, alegrías y obstáculos en la vida por superar.
Tal vez cumpliste ya tus sueños de comprar ese auto nuevo o seminuevo, tal vez te entregaron tu casa, comenzaste una vida nueva con una pareja, tal vez te reconciliaste con un familiar ¡No lo sé! Lo que sí sé es que hayas o no cumplido tus metas y sueños. Dios te está dando una nueva oportunidad de volver a empezar este 2022.
La Palabra de Dios nos dice, sé fiel en lo poco, para que también en lo mucho lo seas. Muchas veces nos enojamos con el mundo, con Dios, con las personas por no obtener de ellos lo que deseamos a nuestra manera, sin embargo, muchas veces en las cuáles no nos damos cuenta debemos agradecer por no obtener lo que nosotros queremos o como lo queremos.
Porque al no verlo o ser impacientes, no vemos que tal vez ahí no es, tal vez, y sólo tal vez, no estamos viendo o estamos dejando pasar una gran oportunidad justo donde nos encontramos. Te voy a platicar algo muy personal que me está sucediendo.
Resulta que está en mi vida un hombre el cual ya es divorciado, pero continúa compartiendo los bienes materiales con su ex esposa.
Él quiere rehacer su vida proponiéndome compartir una vida juntos, pero, él continuar viviendo con su ex esposa en la misma casa y seguir cubriendo con los gastos (él dice que apenas si se ven). Por supuesto que no acepté, porque creo, pienso y siento que no merezco eso y mejor que él continúe su camino y siga siendo feliz como está al día de hoy.
Me estaba aferrando a darle soluciones a lo que me está sucediendo, sin darme cuenta (¡de verdad a veces no te das cuenta!), que soy la única responsable de mi vida, más no de la suya como hombre.
Aquí es donde se aplica a ser fiel en lo poco, debo ser fiel a mí misma, a lo que tengo en este momento y más no a lo que no tengo, un hombre que desee compartir su vida a mi lado sin tener una atadura tan fuerte como la de esta persona con su ex. He deseado tanto podamos entre él y yo poder solucionar esto de la mejor manera siendo que es Dios quien tomará la última palabra.
Aquí recordé un buen libro que te recomiendo y que yo voy a volver a leer por séptima vez: “¿Quién se ha llevado mi queso? Del autor Spencer Jhonson.
En el que dos ratoncitos se negaban al cambio a desprenderse de ese queso que les llegaba a manos llenas y uno de ellos vio la oportunidad de continuar cuando el queso desapareció, mientras que el otro se quedó a esperar a que volviera el queso.
¿Tú, con cuál te identificarías? Te invito a leerlo, ¡es un libro que te enseñará muchísimo en tu vida tanto personal como empresarial, tiene una manera sorprendente de enseñarte a afrontar los cambios y a desprenderte de ese algo!

A %d blogueros les gusta esto: