Pozole: Sabor,color e historia

Llegó el mes patrio y con él, los ricos antojitos mexicanos típicos que ponen el clásico sello de la gastronomía mexicana.
Aunque los platillos como el chile en nogada, pambazos, guajolotes, enchiladas, tacos dorados, mole y el pozole son los ideales para degustar en estas fechas, se pueden consumir cualquier dia del año.
El pozole en las Fiestas Patrias es ideal para la mesa, ya que pueden verse en el plato los colores de la bandera mexicana, existen infinidad de variedades de este platillo, lo hay verde, blanco y rojo, amarillo, en fin, muchas.
Es de origen náhuatl (pozolli) y significa espumoso o hervido, porque se prepara con granos de un maíz especial llamado cacahuazintle que cuando hierven se abren como flor, lo cual les da una apariencia de espuma.
Este platillo fue documentado por varios de los frailes que llegaron a la Nueva España años después de la caída de Tenochtitlán, entre ellos Fray Bernardino de Sahagún, quien escribió que los mexicas preparaban el pozole con carne de guerreros cautivos sacrificados durante la festividad dedicada al dios de la vegetación Xipe totec.
De acuerdo a la historia, creían que los muslos eran la parte donde se encontraba la carne con mejor sabor y textura, según los relatos de Fray Bernardino de Sahagún, en la Historia General de las Cosas de la Nueva España.
El muslo derecho siempre iba al palacio del Tlahtoani, para expresar agradecimiento y respeto.
El muslo izquierdo y ambos brazos eran propiedad del guerrero que había capturado a su enemigo en batalla.

Sin embargo, cuando Tenochtitlán cayó a manos de los españoles, se prohibieron los sacrificios humanos y a partir del 13 de agosto de 1521, comer carne de humano era romper la ley, por lo que entonces, sustituyeron la proteína del platillo por carne de cerdo. En la actualidad el pozole también se prepara con pollo, res y en las regiones costeras, mariscos y pescado.
Otro uso que el pozole tuvo en tiempos antiguos, fue que, contrario a como sucede hoy, era un alimento servido más en los funerales que en los festejos. En fin, más allá de los mitos y leyendas, sin duda hoy es un delicioso platillo que se sirve en las fiestas porque se puede preparar en grandes cantidades, y es parte de la cocina tradicional mexicana, considerada patrimonio inmaterial de la humanidad.
Para la preparación del pozole de nuestra era :
Ingredientes
·1 kilo espinazo o lomo de cerdo (o una mezcla), pedazos medianos.
·500 gr maíz blanco para pozole precocido
·½ cebolla blanca grande, pedazos grandes.
·3 chiles guajillo secos, sin semillas.
·½ cucharada comino en polvo
·1 diente de ajo, pelado
·Sal, al gusto
·Pimienta negra, al gusto
·Para servir:
·Rábanos, al gusto
·Lechuga o repollo, al gusto
·Cebolla blanca picada, al gusto
·Orégano seco, al gusto
·Chile seco o en polvo, al gusto
·Limones
·Tostadas o pan
Elaboración:
Lava muy bien el maíz pozolero precocido bajo el chorro de agua.
Coloca en una olla con bastante agua y cocina hasta que esté suave y los granos hayan reventado, unos 50 a 70 minutos.
Coloca la cebolla, ajo y la carne de cerdo en una olla. Cubre con 3 ½ litros de agua y cocina a fuego medio durante 1 hora o hasta que la carne se sienta suave.
Una vez cocida retira la cebolla y ajo del caldo. Retira la carne y deshebra (no tires el agua de cocción ya que ahí vamos a agregar la salsa y los demás ingredientes).
Con una cuchara o espumadera retira la espuma que se va formando.
Hierve 2 tazas de agua y viértela en el vaso de la licuadora. Agrega los chiles (sin rabo y semillas) junto con el comino y el ajo que retiraste de la olla (opcional).
Licua hasta que no queden grumos y vacía en el agua de cocción del cerdo.
Agrega la carne deshebrada, el maíz pozolero cocido, sazona con sal – pimienta al gusto.
Cocina tapado por 60 a 80 minutos a fuego medio bajo. Rectifica sazón y sirve caliente.
Sirve caliente con rábano, col o lechuga, cebolla, orégano seco, limón y chile en polvo normalmente se come con pan o tostadas.

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons