Preparan las armas candidatos a la gubernatura

Redacción 

Se alistan y están casi definidos los contendientes a la gubernatura de Querétaro, algunos nombres que no se esperaban como son: Miguel Nava Alvarado, quien fue presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos, y que ahora, sería el abanderado por el incipiente partido Redes Sociales Progresistas. En el caso del desprestigiado PRD, estaría en su representación para ocupar la máxima silla del estado, Raquel Ruiz de Santiago, conocida empresaria y esposa de Alejandro Bustos, también empresario; Por el Partido Verde Ecologista se ha destacado la candidata posible, Katia Reséndiz Jaime quien fuera ex secretaria general de la Fundación Colosio en el PRI y ahora viste colores verdes ecologistas: Con el PRI sería Abigail Arredondo, quien estuviera en el gobierno de José Calzada en Atención Ciudadana y con historial de regidora y diputada local, además de ser lideresa de la Organización Nacional de Mujeres del PRI (ONMPRI).
Al parecer y sin el afán de desacreditar antes de tiempo a alguien, se podría interpretar que la contienda para la gubernatura concentrará su atención en el panista Mauricio Kuri y en la morenista Celia Maya. El representante del PAN viene labrando su camino hacia la gubernatura desde hace tiempo y su proyección se ha caracterizado por el empujón constante del actual gobernador Francisco Domínguez Servién.
Se dice que esta semana el empresario, ex edil y ahora ex senador dio el primer paso al dejar la senaduría para enfrentar este nuevo reto, pero no es así, Kuri y el grupo del PAN afín a Pancho, ya lo habían concertado desde el inicio de esta administración.
Incluso, la mano del hoy gobernador favoreció a Kuri desde la candidatura a la presidencia municipal de Corregidora y al representar al PAN como legislador. En el caso de Celia Maya, es magistrada jubilada del Tribunal Superior de Justicia, y ya ha sido dos veces candidata a la gubernatura por el PRD, además dos veces candidata al senado y subdirectora jurídica de CONAGUA, pero ahora buscará con la ola morenista lograr por fin su anhelo de llevar las riendas del estado.
En el Caso de la Licenciada Maya, se dice que su candidatura fue un empujón directo desde la cúpula de ese partido y donde también se habla, goza de los favores políticos de su líder Mario Delgado, además de la simpatía del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.
No obstante, y cuando se decía que el único candidato que le podría dar pelea a Mauricio Kuri sería Santiago Nieto Castillo quien es el actual titular de la Unidad de Investigación Financiera y que va tras los huesos de algunos panistas queretanos en escándalo, por un supuesto pago para que se aceptará en el Senado la Reforma Energética del sexenio de Peña y donde Ricardo Anaya o el mismo hoy gobernador Francisco Domínguez han sido señalados como partícipes de este acto de corrupción, el mismo Nieto Castillo se retiró de la contienda por seguras órdenes de arriba en el Gobierno Federal, dejando como desgastados candidatos a Gilberto Herrera y a Juan José Jiménez quienes por medio de una supuesta encuesta interna de Morena quedaron fuera y sorpresivamente, Celia Amaya fue la elegida, lo que desembocó en un mal sabor de boca para muchos integrantes del Movimiento y sobre todo, con la poca esperanza de triunfar ante un Kuri que goza del apoyo no sólo del estado, sino de una estructura panista más sólida en Querétaro.
Algunos parecieran creer que esta elección al cargo de gobernador, será una farsa basada en una crónica ya anunciada y que el PAN seguiría manteniendo la supremacía política en Querétaro, sin embargo, esta semana se judicializan los archivos sobre el proceso de Emilio Lozoya y un posible desprestigio panista esta al pie de la puerta.
Francisco Domínguez aunque se ha deslindado de dichas acusaciones, estas siguen su curso y el proceso podría traerle no sólo al mandatario, sino a los panistas de la entidad, incluyendo a Mauricio Kuri, una caída en las preferencias electorales, y es que entre algunos ciudadanos se comenta que será más que vendida la elección y se alude a la visita de Andrés Manuel López Obrador a Querétaro hace unos meses, donde se sospecha una negociación al respecto y donde la misma gubernatura forma parte de un trato político no muy claro. Y es que recordemos, que cuando Luis Bernardo Nava había perdido ya la Presidencia Municipal en las pasadas elecciones, la coincidencia fue muy obvia y ante la visita de Andrés Manuel López Obrador en ese momento y al otro día, el Tribunal Electoral rectificó y quitó el triunfo ya anunciado de Adolfo Ríos que representaba a Morena, y por arte de magia resolvió darle a Luis Bernardo Nava el triunfo, quien incluso ya había formado una coalición panista con su familia y algunos militantes para protestar su anticipada derrota que con voltereta circense se le regresó y le fue quitada prácticamente de la mano al “Arquero de Dios”.
Entonces, cualquier cosa puede suceder en este proceso electoral, pero la credibilidad es lo que a la ciudadanía se le ha venido cayendo…las barajas están echadas y solamente hay de dos, o una mujer en el poder queretano…o seguimos, con todo respeto lo digo, gobernados por un PAN con lo mismo.

Usted Querido Lector tiene la menor opinión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: