¿Cuál es tu limitante? ¿Sabes que tú mismo te las pones?

¡Pon valor a tu vida!
El mejor momento para empezar de nuevo, es ahora.

Andrea Borjas

Hace algunas semanas recuerdo que platicando con mi hija Paula, la más pequeña de mis tres hijos quien ya tiene 15 años, me comentó que estaba muy preocupada por lo que “iba a ser de grande” ¿Qué iba a estudiar? ¿Cuáles era sus opciones? ¿Cómo le iba a hacer para pagar sus estudios? (Que es la preocupación más grande que ellos tienen después de todo este recuento de daños del papá que los dejó de apoyar tanto económica como moralmente, en fin).

Le comenté que no tenía nada de qué preocuparse que su mamá con ayuda de Dios y los instrumentos que Él tiene aquí en la tierra, nos abriría las puertas para que ellos (mis hijos) pudieran continuar. La abracé y besé, y la noté con mucho estrés y preocupación.

Me di cuenta que su inquietud realmente para ella era algo muy serio, por lo que me di a la tarea de contarle lo que sucedió en mi vida (que por decisión propia y circunstancias de la vida no pude seguir con mis estudios hasta ya adulta). Le conté algunos casos de éxito como el de su abuelo, mi papá que con tan solo la primaria levantó un exitoso taller de transmisiones automáticas y en su vida fue exitoso. Y así muchas vidas que sin estudios o algún título pero con determinación salen adelante y logran éxito impresionante en sus negocios y en la vida. Existen infinidad de situaciones por las que las personas abandonan sus estudios, ya sean por economía que es la principal, a otros porque no les gusta estudiar, otros porque deben apoyar en casa, entre otras muchas circunstancias. Pero, lo importante es que tú que estás leyéndome, sea cual sea la edad que disfrutes, y tengas estas interrogantes en la mente, debes DEJAR DE PREOCUPARTE, y comiences a ocuparte. Porque si algo he aprendido y comprendido de la vida es que lo que deseamos lo materializamos, así de simple pero, nosotros no creemos, no tenemos fe en nosotros mismos.

No con esto te estoy fomentando a que no estudies en el caso de que me leas y aún tengas la edad de mi hija o tengas menos de 22 años, sino que veas que lo único que se necesita es creer en ti. Habrá muchas personas entre ellas tus padres que te dirán que esa carrera que quieres “no te dejará dinero”. Hoy en día podemos ver que lo que te apasiona es lo que verdaderamente te dará el éxito. ¿Quieres poner tu negocio de algo? ¡Hazlo! Con lo que tengas y puedas, créeme no es una idea loca, no escuches a los demás escúchate a ti mismo. Alex Day, contaba en sus conferencias que los vendedores de seguros salían a vender y ofrecer sus productos pero que en temporadas de calor entre ellos mismos se saboteaban entre ellos mismos para que no salieran a vender porque en temporadas de calor nadie compraba y así varios hicieron caso, excepto uno quien salió a vender con todo y el calor y fue su mejor temporada de ventas porque como nadie salió a vender y había mas mercado y fue su mejor temporada de ventas.

No hay un manual para la vida, en éstos últimos tres años he aprendido algo nuevo que he añadido a mi vida LA CLAVE ES DAR UN PASO HOY Y ASÍ SUCESIVAMENTE POCO A POCO HASTA ALCANZAR TU META ¡SIN RENDIRTE!, jamás claudiques, jamás te rindas, por muchas trabas que se presenten en tu vida, nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, nuestra propia mente porque nos miente dándonos razones por el cual no lo vas a lograr y es ahí que debes escuchar tu corazón, ten determinación, constancia y entusiasmo, esas dos palabras y acciones ¡tatúalas en tu mente y en tu corazón! Si por alguna razón tus padres, la vida, ¡lo que sea que se haya presentado! Tuviste que abandonar tus estudios ten en cuenta que sea cual sea la edad que tengas ¡PUEDES CONTINUAR Y TERMINARLO!, si no fue la carrera que escogiste, lo que querías, o que aún no sepas qué estudiar, no te preocupes, busca algo que te apasione, realízalo sin detenerte ten en cuenta que se te presentarán muchas pruebas en el camino (te invito a leer el capítulo 4 “EL GRAN BODRIO” del libro ¡Eres un chingón! De Jen Sincero, para que entiendas), y por más pruebas, no te detengas por nada y yo te garantizo que después la vida te dará la dirección para tomar la decisión correcta para estudiar y prepararte y así especializarte en lo que haces, en lo que más te gusta; el ingrediente secreto es la DETERMINACIÓN Y CONSTANCIA para alcanzar cualquier éxito.

Salte de lo normal y comienza a ser extraordinario ¡no hay nada imposible! Tú pones tus propios límites. Recuerda, el mejor momento para empezar de nuevo, es ahora.

Con cariño Andi B.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: