Hablemos de salud: Vigilancia y control de la Diabetes

Dr. José Mandujano López

Ya se ha señalado que el mapa para llegar a buen término el manejo de la Diabetes Mellitus o tipo 2, es tomar en cuenta la dieta, el ejercicio, los medicamentos adecuados seleccionados por un experto en Diabetes, de preferencia especialista en Endocrinología o Medicina Interna y la atención a complicaciones propias de la enfermedad u otros padecimientos asociados.
El propósito del control de la enfermedad es justamente evitar o al menos retardar la aparición de complicaciones.

Las complicaciones agudas son debidas a grandes variaciones del nivel de glucosa conocidas como hipoglucemia (a la baja) o hiperglucemia (a la alta), ambas sumamente peligrosas, por descontrol importante en circunstancias como los ayunos prolongados, trabajos exhaustivos, insomnios, infecciones, dosis excesivas de medicamentos, estrés severo, otras enfermedades agregadas, excesos en comidas o bebidas, etc.

La hipoglucemia se presenta con cifras de glucosa menores a 60 mg y son una verdadera urgencia a resolver.

La hiperglucemia se da con cifras de 180 mg ó más y aunque es grave también, hay más tiempo para actuar y resolver sin consecuencias. Ambas condiciones se deben manejar idealmente en servicios de urgencia u hospitales.

Otro tipo de complicaciones de la Diabetes se van instalando gradualmente en los periodos de descontrol y a mayor velocidad con inestabilidad del metabolismo.

A nivel ocular puede haber cataratas que se operan con relativa facilidad, y lesiones retinianas que son graves, deterioran la visión y pueden llegar hasta ceguera. En el sistema circulatorio, la diabetes puede provocar enfermedades cerebrovasculares o cardíacas (trombosis, embolias, infartos, hipertensión), o fallas de la circulación arterial con Necrosis y  necesidad de amputaciones parciales en extremidades.

A nivel renal, provocan infecciones repetidas o daño al riñón que desemboca en insuficiencia renal y requiere diversos tipos de diálisis para sobrevivir. Si hay deterioro de nervios, disminuyen fuerza y sensibilidad en extremidades dando lugar a la Neuropatía diabética. Así mismo la diabetes se acompaña frecuentemente de Obesidad o sobrepeso, Hipertensión arterial, infecciones recurrentes, alteraciones de colesterol, triglicéridos o ácido úrico, etc. que complican su evolución y acortan la esperanza de vida o disminuyen la calidad de la misma.

El médico deberá estar pendiente de todos estos aspectos en las revisiones periódicas y en su caso apoyarse en Oftalmólogos, Angiólogos, Podólogos, Dentistas, etc. Para brindarle al paciente una atención total.

Después abordaremos otros problemas comunes presentes en los pacientes con diabetes.
Espero despertar su interés y recibir sus sugerencias o comentarios.
jmand2000@yahoo.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: